San Juan: el arraigo de los jóvenes en el campo y la crisis hídrica, los ejes del plan Proviar II

De los U$S40 millones que pone la entidad financiera, se estima que a San Juan le tocarán U$S8 millones.

 

Con la visita del ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, y del representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Argentina, José Agustín Aguerre, se avanzó ayer junto al gobernador Sergio Uñac en la puesta en marcha de una nueva instancia del Programa de Apoyo a Pequeños Productores Vitivinícolas (Proviar), segunda etapa, que prevé un desembolso de U$S 40 millones de recursos de la entidad financiera internacional, de los cuales a San Juan se estima que le tocarán unos U$S 8 millones, según calculan en el Gobierno sanjuanino. Esta etapa tendrá, entre los ejes centrales, el arraigo de los jóvenes en el campo y la crisis hídrica que a esta altura afecta a buena parte del país. Ahora vendrán 4 meses de consultas y revisión del plan, y al término se determinarán los sectores que serán beneficiados.

Para eso llegaron a San Juan integrantes de una misión técnica del BID, según explicó el ministro de la Producción, Ariel Lucero, que recorrerán fincas y establecimientos elaboradores y mantendrán reuniones con productores de San Juan, como ya lo han hecho en Mendoza y otras provincias vitivinícolas, para determinar cuáles son las necesidades de estos ámbitos. En base al relevamiento, será el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), el que coordinará los créditos, para poder ponerlos en marcha hacia fin de año. Un porcentaje irá al sector primario, es decir a los productores, y otro al industrial.

El Proviar II tendrá impacto directo en 11 provincias: Mendoza, San Juan, La Rioja, Salta, Catamarca, Rio Negro, Neuquén, Tucumán, Córdoba, Jujuy y Chubut.

El programa es el resultado de una etapa de análisis y reformulación que se llevó a cabo a partir de 2015, tomando como base los resultados obtenidos en la primera edición del programa. Proviar I benefició a más de 3.400 pequeños productores de todo el país, entre 2009 y 2014.

Se trata de un proyecto integral de asistencia y promoción de la integración de los distintos eslabones de la cadena vitivinícola con el foco puesto en la sostenibilidad social, económica y medio ambiental de la producción vitivinícola argentina. Y busca la inclusión de todos los actores de la actividad, en particular de los pequeños y medianos productores y los jóvenes rurales, optimizando el uso de los recursos naturales y promoviendo el asociativismo y fomentando el arraigo rural.

El periodo de ejecución estimado del financiamiento brindado por el BID será de cinco años y se sumará un porcentaje de contraparte en torno al 60% a cargo del productor o establecimiento del sector vitivinícola beneficiado. El brazo ejecutor de los créditos será el INV, como aclaró el ministro Domínguez en su discurso, y le pidió a la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) que colabores en la determinación de los sectores que serán beneficiados con las ayudas.

A su turno, el gobernador Uñac hizo referencia al proyecto de tolerancia 0 de alcohol que avanza en el Congreso Nacional. «Es algo que nos preocupa porque no estamos en contra de un consumo razonable y prudente pero si estamos en contra de una tolerancia 0 que llevaría al sector a una situación casi de indefensión».

Luego de la presentación del plan tuvo lugar un encuentro de representantes de entidades vitivinícolas de San Juan y de Mendoza por el bajo precio de la uva, cuando está ya avanzada la cosecha y todavía los establecimientos elaboradores no ofrecen un valor por el kilo del producto que satisfaga los intereses del sector.

Representantes de la Federación de Viñateros, Asociación de Viñateros Independientes y de la Mesa Vitícola de San Juan y de la Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza le plantearon al ministro Domínguez la necesidad de convocar a un encuentro urgente con las grandes bodegas para acordar un precio rentable para el productor. En el petitorio presentado en la reunión solicitaron un piso de 40 pesos por las uvas comunes, 50 pesos por las blancas y 70 pesos por las tintas y finas.

Los discursos

JULIÁN DOMÍNGUEZ – Ministro de Agricultura

SERGIO UÑAC – Gobernador

«Una cuestión que advertimos es que el gran desafío que tienen por delante los gobiernos será determinar nuevos caminos para generar oportunidades de producir más empleo genuino para los habitantes de este país y la vitivinicultura es una actividad que va en esa línea».

 

FUENTE: DIARIODECUYO.COM.AR

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES