Exigen una ley contra los “formadores de precios” de la uva y expusieron a las bodegas que forman parte del “lobby” empresarial

 

 

El presidente de la Cámara de Comercio de Tupungato, Sebastián Lafalla, pidió por una ley que regule los mínimos a pagar por las bodegas a los viñateros. Piden que sea en dólares o con un instrumento que actualice a tono con la inflación.

 

 

Cada año, antes de la cosecha, empieza el característico “tire y afloje” por el precio que pagan las bodegas a los productores por la uva para producir. Prácticamente todas las temporadas, los viñateros se quejan por los montos que ofrecen los industriales, y esta vez quieren dar una solución definitiva.

La propuesta llegó en voz del presidente de la Cámara de Comercio de Tupungato, Sebastián Lafalla, quien pidió por una ley que regule los precios mínimos de uva para ir en contra de los “grandes formadores de precios”, como explicó.

La novedad llega luego de que distintas cámaras y asociaciones que nuclean viñateros de San Juan y Mendoza se reunieran para advertir por las ofertas “por debajo de los costos” que recibieron, con el objetivo de poner precios mínimos.

Esta vez, la propuesta es que esa iniciativa privada tenga fuerza legal parlamentaria por intermedio de un instrumento que defienda al productor, al que caracterizaron como el eslabón más débil de la cadena.

 

“Estamos en una situación compleja, en términos macroeconómicos que conocemos, y hoy la cosecha de uva se presenta alta respecto del año pasado. Eso hace que haya mayor oferta, por lo que los precios se deprecian”, explicó Laffalla a MDZ Radio.

Sobre los «grandes formadores de precios», Laffalla expuso a bodegas como Peñaflor, Norton, Catena, Zuccardi y Los Haroldos, a las que acusó de conformar un lobby que impone el precio de la uva y deteriora el trabajo de los viñateros.

En ese sentido, pidió: “Buscamos que actualicen con la inflación o con un índice real que se asemeje a lo que está ocurriendo con la economía”. En ese caso, explicó que el ideal es que la ley fije los precios mínimos en dólares, pero que si se fija en pesos, se planee un instrumento que permita ir a tono con los aumentos de los costos.

En definitiva, lo que se pide establecer es una ley de contrato, que limite además otras cuestiones de las negociaciones con los bodegueros, porque aseguran que hay viñateros que reciben los pagos hasta en 10 cuotas.

En realidad, existe una ley de contrato que, según él, no especifica al 100 por ciento las particularidades que los viñateros pretenden definir, por lo que el “lobby” bodeguero puede regular los precios. De hecho, acusó al Gobierno de ser frágil en la administración: «Los políticos no toman decisiones, pero si vos gobernás y no te bancás las presiones, mejor no gobernés, ponete un kiosco”, dijo, ante Uno Diario.

Según explicó el presidente de la Cámara de Comercio de Tunuyán, en el 2023 se pagó 1 dólar por kilo de uva, mientras que este año, inflación y devaluación mediante, pretenden pagar en pesos contemplando una inflación del 100%, lo que queda en un equivalente de 0,50 centavos de dólar por kilo de uva, lo que contemplando los costos de producción resulta inviable para el productor.

 

Nota exclusiva para Uvas Argentinas. En caso de usar el contenido o reproducirlo no olvide citar como fuente a Uvas Argentinas – www.uvasargentinas.com.ar

 

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp

3 Comentarios

  1. Xlasombra dice:

    Hace unos años con la vigencia de los contratos las bodegas importaron vino a granel desde España y Chile, dejando a los productores de lado o sometiendolos a precios viles inclusive obligandonos a entregar la uva para vinificar, como termino la cosa habia que vender a perdida y en las condiciones leoninas que imponian o tirar la uva. No solo las Bodegas imponian el precio que les convenia, sino que ademas se guardaban el dinero a plazo fijo y manifestaban que no tenian disponibilidad de fondos para cumplir con sus obligaciones. Siempre el productor se ve perjudicado y mucho mas cuando depende del poder de los grandes concentradores de compra. Intente hablar en su momento con una legisladora de Mendoza miembro del Congreso Nacional y nunca obtuve respuesta alguna a mi solicitud para explicarle que no servia de nada querer imponer condiciones de parte de los productores si no contabamos con apoyo del Gobierno Nacional y el Provincial. Las bodegas bien gracias, todas haciendo inversiones cuantiosas o comprando aquellas que no tenian capacidad economica para seguir trabajando y los productores arrastrandose para poder levantar la cosecha (que no vemos un peso en ese momento tan honeroso para el productor) y luego cobrando a los premios si se dignan a pagar sin tener respaldo economico suficiente

  2. Waldemar Rios dice:

    Sigan votando al loco.
    El odio y la ignorancia son malos consejeros.
    Hay que votar a favor de uno, no en contra de alguien

  3. Siempre terminan minimizando e infravalorando la labor de los productores. Eso es ser usurero, de parte de empresas vitivinicolas, que fabrican víno, y obener mayores ganancias a costa de la labor de los primeros.Esta bien que busquen una ley que los ampare ante semejante despojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES