El viñedo español sigue cayendo: pierde casi 10.000 hectáreas en un año

España vuelve a perder superficie de viñedo en 2022 y se sitúa en el valor más bajo de su historia.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) de 2022, facilitados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), la superficie de viñedo destinada a producir uva de transformación en España disminuyó un -1% en comparación con el dato de 2021, hasta las 931.568 hectáreas (-9.519 ha), el valor más bajo de la serie histórica 1980-2022.

España siempre había rebasado el millón de hectáreas tradicionalmente, pero eso cambió desde el año 2010. Ese año fue el último en el que la superficie de viñedo en España superó el millón de hectáreas. Si comparamos los datos del año 1980, primero de la serie histórica, con los correspondientes a 2022, se observa una reducción de la superficie de viñedo del -43%. En aquel año, la superficie de uva de transformación en España alcanzaba 1.642.622 hectáreas. Es decir, en los últimos 42 años, la superficie se ha reducido en 711.054 ha.

El viñedo español para uva de transformación tiene una superficie total de 925.000 hectáreas en 2022, de las cuales casi la mitad (49%) se concentran en Castilla-La Mancha, que cuenta con 453.090 ha. Esta comunidad es la primera en extensión de viñedo, seguida muy de lejos por Extremadura (85.748 ha), Castilla y León (75.128 ha) y la Comunidad Valenciana (58.328 ha). Cataluña ocupa el quinto lugar con 56.838 ha y La Rioja el sexto con 52.806 ha, siendo la última que supera las 50.000 ha. El resto de comunidades tienen menos de 40.000 ha de viñedo cada una.

En comparación con 2021, solo dos comunidades han incrementado su superficie de viñedo: Castilla y León (+3,9% o +2.797 ha) y Aragón (+1,1% o +389 ha). Tres comunidades han mantenido su superficie prácticamente igual: País Vasco, La Rioja y Región de Murcia. Las demás han registrado descensos, destacando Castilla-La Mancha (-1,3% o -5.862 ha), Extremadura (-3,6% o -3.124 ha) y la Comunidad Valenciana (-2,7% o -1.591 ha). También han perdido superficie Andalucía (-547 ha), Comunidad de Madrid (-407 ha), Cataluña (-400 ha), Islas Canarias (-293 ha), Navarra (-222 ha) y Galicia (-123 ha).

En el año 1980, España contaba con una superficie de viñedo para uva de transformación de 1.642.622 hectáreas, 711.054 hectáreas más que las existentes en 2022. Del total de comunidades autónomas, la superficie sólo ha crecido en dos de ellas, La Rioja (+69%), donde ha aumentado en 21.541 hectáreas, y País Vasco (+54%), que crece en 4.672 hectáreas, ambas compartiendo más o menos zona de cultivo. Por el contrario, la caída global la lidera Castilla-La Mancha, que ha pasado de más de 756.800 hectáreas en 1980 a 453.090 en 2022 (-40%), lo que supone una reducción en 303.718 ha. También cae notablemente la superficie en la Comunidad Valenciana (-81.637 hectáreas), Andalucía (-81.065 ha), Aragón (-72.132 ha), Región de Murcia (-53.579 ha), Cataluña (-45.622 ha) y Castilla y León (-45.015 ha).

¿Secano o regadío?

Según el tipo de cultivo, si es de secano o de regadío, en 2022 había en España 941.087 hectáreas de viñedo para producir uva de vinificación. De ellas, 548.234 ha eran de secano y las 383.333 ha restantes, de regadío. Es decir, el 58,9% del total era viñedo en secano y el 41,1% restante, viñedo en regadío.

En comparación con 2021, la superficie de secano ha disminuido un 1,7% (-9.485 ha), mientras que la superficie de regadío se ha mantenido estable, bajando solo 35 ha.

Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con más superficie de uva de transformación de secano con 220.416 hectáreas, el 40% del total nacional. En 2019, la superficie de regadío en Castilla-La Mancha superó a la de secano y esta proporción se mantuvo en 2022. El año pasado, Castilla-La Mancha tenía 232.674 ha de regadío (el 61% del total nacional).

Otras dos comunidades además de Castilla La Mancha tienen más superficie en regadío que en secano: Navarra (61% del total) y Baleares (83% del total). En 2022 las comunidades que más aumentaron su superficie de regadío fueron Galicia (+9,4%), Cataluña (+4,7%) y Castilla y León (+4,6%), mientras que Andalucía fue la que más la redujo (-14,7%). En cuanto al cultivo de secano donde más bajó en 2022 fue en Islas Baleares (-21%), Islas Canarias y Extremadura ambas con un descenso del -5-8%, así como Navarra (-5-4%). El mayor crecimiento lo tuvo Castilla y León (+3-5%).

 

 

FUENTE: VINETUR.COM

 

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES