El secretario de Producción, De Mendiguren, muestra el plan para la industria

Los ejes estarán puestos en aumentar el financiamiento a la producción y generar estímulos impositivos.

Mientras completa su gabinete, la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo que conduce José Ignacio De Mendiguren está terminando de diseñar un plan con foco en el financiamiento, la simplicidad de trámites y beneficios impositivos para sostener el nivel de actividad industrial, al que tuvo acceso PáginaI12. Previo a su anuncio oficial, agendado para el próximo 23 de agosto, lo están presentando con los principales actores industriales. Este martes le tocó a la Unión Industrial Argentina (UIA) y el miércoles a Came.

Una semana después de su nombramiento, De Mendiguren definió a gran parte de su equipo y a los principales ejes de su gestión. Financiamiento, incentivos para incrementar las exportaciones industriales, incentivos a sectores claves para el desarrollo, incorporación de tecnología y simplificación de trámites. Son los puntos que  Industria priorizará para sostener el nivel de actividad industrial y, con él, la generación de empleo.

El Indec informó que en junio la producción creció 6,9 por ciento contra igual mes del año pasado y 2,6 contra mayo. En el año acumula un alza del 5,9 por ciento.

El plan

– Financiamiento: todos los programas que otorga el gobierno a los sectores productivos, pymes y comercios se unificarán en un único programa denominado Crear Crédito Argentino, que administrará un total de 400.000 millones de pesos. A través de este programa, el sector productivo podrá acceder a instrumentos que actualmente ofrece el Estado como créditos directos, a tasas promocionadas, garantías para Pymes y aportes no reembolsables (ANR).

– Exportaciones: en línea con el plan del Ministerio de conseguir dólares, Industria se encargará de otorgar incentivos para que las empresas aumenten sus exportaciones. «Hoy hay 10.000 pymes exportadoras, pero han llegado a ser 15.000 y la idea es volver por lo menos a ese número», explican a PáginaI12 desde la Secretaría. Además de créditos para pymes que exporten por primera vez, el menú con el que cuenta la Secretaría incluye incentivos impositivos, asistencia técnica y oferta de capacitación.

– Valor agregado: la Secretaría evalúa regímenes específicos para incentivar el desarrollo de sectores clave como la economía del conocimiento, maquinaria industrial y agrícola, entre otros.

– Simplificación burocrática para las Pymes: a fin de que la asistencia estatal sea una ayuda más que un problema, la Secretaría trabaja en la agilización de trámites para que el sector productivo acceda fácilmente a los distintos instrumentos que el Estado pone al servicio de la producción como el Legajo Único Financiero y Económico.

Industria 4.0: con el objetivo de incorporar tecnología a las pymes, recibió un fondeo internacional por 80 millones de dólares del BID para el financiamiento de nuevos desarrollos.

La UIA

El anuncio oficial y los detalles tienen fecha de difusión pública para el 23 de agosto, pero De Mendiguren se anticipó y está recorriendo los salones de reunión de los principales jugadores del sector para analizarlo y ajustar detalles. Empezó este martes con un lugar familiar para él: la Unión Industrial Argentina, de la que fue presidente en dos momentos muy distintos, durante el fin del menemismo y luego retomó en 2011.

El encuentro entre De Mendiguren y Daniel Funes de Rioja, actual titular de la UIA, era particularmente esperado. En las elecciones del año pasado trascendió un audio en el que De Mendiguren acusó la «falta de transparencia y debate» en el proceso eleccionario que derivó en la asunción del actual titular de la entidad y criticó a Funes de Rioja por su profesión de abogado: «No distingue un bulón de una tuerca», sentenció. Esta vez se concentraron en el documento que llevó el funcionario y buscaron bajar la tensión.

«Buscamos un crecimiento sostenido de la industria y de todo el modelo productivo en su conjunto y por ende no perdemos de vista por la coyuntura las cuestiones de largo plazo y la cuestión de mediano y largo plazo», concedió el anfitrión. «En el corto plazo tenemos las cuestiones energéticas y las relativas a los insumos importados; uno de los temas más acuciantes; a su vez le hemos transmitido los problemas que se dan en los insumos nacionales por los cuellos de botella», precisó Funes de Rioja.

En la reunión, los industriales hicieron foco en el abastecimiento. Dijeron que el principal problema de la industria hoy «es comprar, no vender» para sostener el nivel de actividad. Tras presentarle el plan de gestión, De Mendiguren admitió que hay problema de escasez de dólares, pero a diferencia de otros momentos de la Argentina, no es un problema estructural sino coyuntural por los precios de la energía. «El país genera dólares, el nivel de actividad está bien y el desafío es sostenerlo», aseguraron fuentes cercanas a la reunión.

Equipo

Mientras planta las bases de lo que será su gestión, De Mendiguren termina de definir su equipo. El diseño, que aún no está oficializado por decreto y, aseguran desde la Secretaría, «puede cambiar», comprende una Secretaría que se llamará Industria y Desarrollo Productivo; y cuatro subsecretarías.

En la Subsecretaría de Industria fue nombrada, en reemplazo de Ariel Schale, Priscila Makari que, al igual que su antecesor, proviene de la cadena textil y es ahora ex directora ejecutiva de la fundación ProTejer. En la Subsecretaría Pyme asumirá Tomás Canosa, ex director del área de estudios económicos de los metalúrgicos Adimra.

En la Subsecretaría de Economía del Conocimiento asumirá, en reemplazo de María Apólito, el ex intendente de Escobar Ariel Sujarchuk. Actualmente Sujarchuk se desempeña como presidente del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, encargado de elaborar los pliegos licitatorios de la red troncal Paraná-Paraguay conocida como Hidrovía. Aún no hay definiciones desde Presidencia acerca de si mantendrá ese cargo o buscarán un reemplazo. La cuarta oficina que queda vacía es una Subsecretaría nueva, de Desarrollo de Emprendedores.

Del organigrama anterior, De Mendiguren conserva al equipo del Centro de Estudios para la Producción (CEP- XXI,) cuyo director es Daniel Schteingart. Ya no estará más bajo la órbita de Industria y Desarrollo Productivo la Secretaría de Minería a cargo de Fernanda Avila aún en su puesto y tampoco la administración de las licencias no automáticas para importar, que estarán bajo el mando de Matías Tombolini en la Secretaría de Comercio.

Según supo PáginaI12, la decisión fue por pedido expreso de De Mendiguren que, al ser tan reconocido en el sector industrial, no quería formar parte del proceso de autorización de las tan preciadas SIMIs para las industrias.

 

 

FUENTE: PAGINA12.COM.AR

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp
NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES