window.open('https://youtube.com'); window.open('#','_blank');

Sin ayudas, productores dicen que llegarán boletas desde $163.500

Hay fuerte malestar entre viñateros y chacareros por el incremento en los montos a pagar desde octubre.  

La quita de subsidios a los regantes que utilizan pozos electrificados en la provincia causó un fuerte malestar en el sector porque, según las cuentas que sacan, a partir de octubre empezarán a recibir facturas que partirán desde los $163.500. Se trata de un incremento del 227%, tomando en cuenta que hasta agosto el kWh estaba en los $4,90 y desde el 1 del próximo mes pasará a los $15,35, según los nuevos cuadros tarifarios dados a conocer por el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE).

La boleta tomada como ejemplo corresponde a una perforación ubicada en una finca con 6 hectáreas de viñedos, que con la última factura abonó $50.000. Y calculan que desde octubre pasará a casi más de 3 veces más. En San Juan, según los últimos datos disponibles en el Departamento de Hidráulica, hay 1.400 perforaciones en funcionamiento dedicadas al riego de chacras y viñedos.

El incremento tiene dos motivos. Por un lado está la cuestión estacional porque durante el período invernal el Gobierno provincial subsidia el total del consumo del riego agrícola, que es la época de menor uso de los pozos. Pero, con la llegada de la primavera desaparece la ayuda. Pero, además, está la decisión del cambio en las tarifas dispuesto por la Secretaría de Energía de la Nación, que es la que define los precios mayoristas de electricidad, que corresponden a la generación y al transporte de la energía. Y que, según lo dispuesto hasta ahora, rige desde el 1 de septiembre al 31 de octubre.

Desde el EPRE, el vicepresidente del organismo, Roberto Ferrero, explicó ayer que la Provincia le ha solicitado a la Secretaría de Energía de la Nación un tratamiento especial a las economías regionales como las de San Juan, que están fuertemente afectados por la sequía. Y que necesitan el refuerzo de los pozos para regar los cultivos y no perderlos.

En este panorama los productores están muy preocupados y molestos por las medidas. Desde la Mesa Vitícola, Pablo Martín dijo que «el incremento en las boletas va a causar un fuerte impacto en nuestros costos». Y recordó que, como la crisis hídrica va a continuar, en la próxima temporada habrá un intenso uso de las perforaciones.

La época de mayor uso de los pozos, en el caso de los viñateros, va desde septiembre a marzo del año siguiente y este año coincidirá con la quita de los subsidios. En este ámbito, según datos del Ministerio de la Producción, el 20% del total de la superficie con vid en la provincia cuenta con riego por goteo.

Otro sector en el que va a impactar con fuerza la suba de tarifas será en el de la chacras. Mario Torrente, un productor con quintas y vides en Santa Lucía y San Martín, sostuvo que «con este incremento se van a perder muchas chacras porque no va a ser rentable el cultivo». Y agregó que «será como decretar la pena de muerte para el sector hortícola».

En el sector de las chacras y del cultivo de hortalizas se estima que alrededor del 90% de los emprendimientos utilizan agua de perforaciones como la única manera de asegurar las cosechas.

El promedio de los subsidios a las tarifas de la electricidad en el país oscila en el 70% del costo. Ahora, lo que hizo la Secretaría de Energía de la Nación fue reducir el subsidio entre el 12 al 22% en promedio. Eso va a significar una suba en las tarifas de los usuarios.

Hasta ahora se conoce lo que será la primera etapa de la quita de los subsidios nacionales, hasta el 31 de octubre. Pero no hay precisiones sobre lo que pasará para la segunda etapa, que corresponde a los meses de noviembre y diciembre, y para la tercera, desde enero y febrero del 2023, según fuentes del sector. Para tener mayores precisiones habrá que esperar.

CANTIDAD

1400  Es el número de perforaciones estimado por el Departamento de Hidráulica en la actualidad. Pueden haber más, pero no están declarados o muchos han sido abandonados.

  • En el comercio

Además de los usuarios residenciales, otro sector que se verá afectado por la quita de subsidios es el comercial. Según datos del EPRE, los negocios de la provincia, que suman 18.411 suministros, tendrán un impacto en las boletas que irá desde al 12 al 22%, durante los dos próximos meses, dependiendo de los consumos. Para los que gastan entre 700 y 1.407 kWh, que suman 16.489 suministros, el 89,5% del total, será el sector más afectado porque la suba irá desde el 20 a 22% y que deberán afrontar con las facturas que les empezarán a llegar entre mediados de octubre y los primeros días de noviembre. Frente a este panorama, desde las cámaras del sector anticiparon la intención de agruparse, incluso con representantes de las provincias de la región, como Mendoza y San Luis, para hacer un planteo común ante las autoridades nacionales por el fuerte efecto que tendrá en el sector.

 

FUENTE: DIARIODECUYO.COM.AR

 

COMPARTIR

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES