Por qué la evolución del consumo de vino en Argentina va a contramano del mundo

 

Un informe de la Organización Internacional de la Vid y el Vino reflejó la importancia del consumo de vino blanco y tinto para los distintos mercados y destacó el caso argentino como un fenómeno particular que contradice la tendencia.

 

 

Un informe de la Organización Internacional de la Vid y el Vino evaluó cómo fue la evolución del consumo de vino en los diferentes mercados mundiales en relación al color, y resaltó un crecimiento sostenido de los vinos blancos por sobre los tintos.

De hecho, los datos indican que desde 2004 a 2021, la producción mundial de vino tinto cayó un 25% mientras que la de vino blanco aumentó en un 13%.

Para el año 2021, el vino blanco ya representaba el 50% de la producción total (unos 130 millones de hectolitros), superando al vino tinto que representa el 42% (110 millones de hectolitros). El 8% restante es para los vinos rosados (21 millones de hectolitros), que se mantienen casi inalterables.

Sin embargo, la tendencia en Argentina es la opuesta, considerando que independientemente del modo en el que se desarrolló la industria mundial, principalmente a partir del 2013, en nuestro país, los tintos siguen ejerciendo un rol absolutamente dominante en el mercado interno.

Según ese informe de la OIV, en los primeros años del 2000, la producción o elaboración de vino blanco representaba más del 60%. Sin embargo, para el 2021, la ecuación se invirtió y ahora se elabora un 31% de vino blanco y un 66% de vino tinto. El vino rosado oscila entre el 2% y el 4% de la producción total.

En relación al consumo, a pesar de una caída global entre 2000 y 2021, también se advertió una fuerte caída del vino blanco que pasó de representar el 46% a consolidar el 26% del total de consumo en 2021. El tinto, por su parte, experimentó un crecimiento del 70%.

Esto a pesar de la tendencia mundial que asegura que el consumo de vino tinto cayó un 15% desde su pico en 2007. Además, el informe agrega que el vino blanco creció un 10% desde el año 2000.

Igualmente, desde el Observatorio Vitivinícola Argentino analizaron estos datos y coincidieron en que mientras el consumo de vino blanco se mantuvo relativamente estable en el período 2000-2009, fue a partir del 2010 cuando creció a un ritmo relativamente rápido. Esto se explica a partir del éxito de los espumantes.

 

Nota exclusiva para Uvas Argentinas. En caso de usar el contenido o reproducirlo no olvide citar como fuente a UVAS ARGENTINAS – WWW.UVASARGENTINAS.COM.AR

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp

1 Comentario

  1. Me imagino que puede deberse a dos factores principalmente entre otros, uno es el alto consumos de carnes en la dieta de los argentinos, que se acompañan principalmente con vinos tintos. El otro factor es al crecimiento en la calidad de los vinos tintos, que a su vez son más promocionados por el mismo motivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES