España: incertidumbre entre productores vitivinícolas por la falta de contratos con las bodegas y referencia en los precios de la uva

Con algunos millones de kilos de uva ya reposando en las bodegas de Rioja, todavía no hay noticias oficiales de los primeros contratos de compra venta de uva para esta campaña. La organización agraria ARAG-ASAJA ha denunciado este miércoles que los viticultores, comenzada ya la vendimia, desconocen los precios de esta campaña.

«Existe rumorología y nerviosismo entre los viticultores, deseosos de conocer cuáles van a ser los precios, porque si no han vendimiado todavía, están ya próximos a hacerlo. Así que esta situación, en la que todavía no hay fijada ninguna operación negro sobre blanco, atenta contra la propia Ley de mejora de la cadena alimentaria», ha señalado el secretario general, Igor Fonseca. Entre el sector ya se comentan posibles incrementos en el precio medio de la uva entre los dos y los cinco centavos el kilo respecto al año pasado, cuando se registraron 63,32 centavos/kilo para las tintas y 51,93 para las blancas).

«Continuamos exigiendo el fomento de los contratos plurianuales, tanto de uva como de vino. No puede ser que el agricultor conozca las tarifas de todos los productos que tiene que aplicar en su trabajo diario (fitosanitarios, abonos, maquinaria, reparaciones, mano de obra…) y sin embargo, comenzada la vendimia, no sepa los precios de esta campaña”, ha añadido.

«Esto es cosa de las estrategias de las bodegas, por lo que hacemos un llamamiento a que rompan esa apatía y den a conocer a los viticultores el precio al que van a exponer esta campaña, los cuales deben seguir una senda de recuperación equivalente al menos a la seguida por la recuperación de las ventas con respecto al 2020», ha insistido el secretario general de la organización.

La organización agraria, además, ha advertido a las bodegas de que los precios de la uva de esta nueva cosecha deben mejorar en línea a la recuperación en los índices de ventas del vino de Rioja que se vienen registrando en los últimos meses del año.

«La caída del precio de la uva en 2020 con respecto  2019 fue demedia un 26 por ciento inferior en uvas tintas, según los datos publicados por la Consejería de Agricultura frente a una caída de ventas a final de 2020 del 8,4 por ciento. Pero ahora estamos en un contexto totalmente diferente y es que 2021 se está comportando de diferente forma desde el segundo trimestre de este año», apunta Fonseca, en relación al crecimiento acumulado de las ventas del 5,62 por ciento en los siete meses del año.

“Una situación que induce a pensar que a finales de este año igualaremos, al menos, las ventas del año 2019, por lo que ARAG-ASAJA pide que, ante una campaña con un contexto diferente, los precios tienen que ser claramente mejores que los del año pasado”.

ASAJA ha justificado su petición en las últimas cifras de comercialización que señalan Rioja han crecido un 16,70 por ciento en comparación con cifras del mes de julio del año pasado, y se sitúan en una senda de crecimiento con la que se apunta un cambio de tendencia (abril +0,91%, mayo + 4,95%, junio +6,72%). Unos «datos positivos» y que están en línea con la recuperación que está demostrando el canal Horeca (abreviación de HOteles, REstaurantes y CAfeterías) tras registrar el turismo este verano los mejores datos desde el inicio de la pandemia.

Junto a Fonseca, el portavoz de la organización en el Consejo Regulador, Álex Las Heras, han comparecido para analizar las expectativas de la vendimia 2021 que ya ha comenzado y valorar las iniciativas que proponen para mejorar la rentabilidad de los viticultores de Rioja.

Durante su comparecencia, Fonseca ha defendido el comportamiento y responsabilidad de los viticultores, que nuevamente “ofrecerán una campaña con uva de gran calidad tras realizar, por segundo año consecutivo, un esfuerzo en la reducción de rendimientos con el objetivo de mantener el equilibrio de la Denominación y favorecer la recuperación del sector cuanto antes”.

En este sentido, el secretario general de ARAG-ASAJA ha defendido las decisiones que han adoptado los viticultores, dentro de su ámbito de competencia, “por hacer todo lo posible para que la situación del sector mejorase”.

En primer lugar, ha señalado la cosecha de gran calidad que nuevamente los viticultores ofrecerán con unas expectativas cualitativas muy buenas; en segundo lugar, ha recordado el esfuerzo que ha hecho el sector productor por reducir los rendimientos por segundo año consecutivo y favorecer el equilibrio para mantener la ratio; y en tercer lugar, ha valorado los acuerdos que ha impulsado ARAG-ASAJA para conseguir la paralización de la concesión de nuevas plantaciones de viñedo durante los años 2018, 2019, 2020 y 2021.

Por este motivo, Fonseca ha manifestado que “ARAG-ASAJA no quiere hablar ya de costes de producción, sino de recuperar la rentabilidad del viñedo en un contexto que claramente es diferente». Desde ARAG-ASAJA exigen a las bodegas «precios dignos, acordes a las perspectivas de ventas de esta campaña y las perspectivas cualitativas de la cosecha. Eso debería ser suficiente información para aplicar esa mejora de la comercialización en los precios de la uva 2021».

Por otro lado, el secretario general también ha indicado que la organización agraria también exigirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas para impulsar y dar cobertura al gran crecimiento en el sector de la diferenciación cualitativa. Asimismo, en lo referente al crecimiento de masa vegetal, han anunciado que continuarán exigiendo condicionar el aumento de masa vegetal a la evolución del mercado y por tanto al incremento de ventas y al valor de la uva de Rioja.

 

FUENTE: NUEVECUATROUNO.COM

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp
NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES