window.open('https://youtube.com'); window.open('#','_blank');

Con la mira en la industria del vino y los recursos hídricos

Hoy se anunció $350 millones para la ciencia y la tecnología en la vitivinicultura. El financiamiento responde a la línea adoptada por el Plan Estratégico Vitivinícola 2030: Visión Estratégica de la Vitivinicultura Argentina.

Esta mañana en el desayuno de COVIAR, el Instituto Nacional del Agua (INA), en conjunto con el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), firmaron el proyecto del Centro de Tecnología del Conocimiento para la Sustentabilidad Vitivinícola y Agroindustrial, que pone especial énfasis en el recurso hídrico. Este proyecto forma parte de los centros interinstitucionales en temas estratégicos con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MINCYT).

Firmaron el acta compromiso, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, el presidente del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Carlos Bertoni, la presidenta del CONICET, Ana María Franchi, el rector de la UTN (Universidad Tecnológica Nacional), Rubén Soro y el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Martín Hinojosa.

Por su parte el ministro Daniel Filmus reforzó la idea de este CITEs es agregar valor a la cadena de producción de vitivinicultura, que no tiene un Instituto de estas características, con el aporte de disciplinas tan distintas. Estamos haciendo un trabajo que se puede llevar adelante porque se aprobó este año una ley de financiamiento de la ciencia y la tecnología que prevé un programa de federalización de la ciencia para agregar valor allí donde está la producción primaria.

La Argentina en la actualidad y por su historia y tradición tiene un gran desarrollo científico y tecnológico, pero el 85% de la inversión en ciencia y tecnología está en la zona metropolitana y en la zona central y, realmente, ha necesidades y aportes enormes que puede hacer la ciencia que puede hacer la transferencia tecnológica, a los sectores productivos como es el de la vitivinicultura que no se están desarrollando todavía. Es una industria con una altísima capacidad de exportación lo que va a generar que esa cadena de valor aumente. Cuanto más trabajo agreguemos a la Argentina, más aumenta la cadena de valor.

Juan Carlos Bertoni, estableció que participar es este proyecto para el INA, como institución, significa poder colaborar en el desarrollo productivo del país, concertar y trabajar. Agua para todos y para la producción sostenible.

El objetivo central del proyecto es lograr la conformación de un espacio multidisciplinario, que acompañe a la región en el proceso de transformación conjunta de sus ecosistemas agroindustriales y de producción de tecnologías del conocimiento 4.0. Con esto se busca conseguir un desarrollo agrícola más próspero, de mejor calidad, y de carácter sustentable, basados en el conocimiento de la dinámica de los recursos hídricos escasos en el contexto de cambio climático.

Para finalizar Ana Franchi destacó que hay que trabajar para resolver problemas para que la gente viva mejor. La producción y el trabajo claramente están asociados a la vida de la gente.

 

FUENTE: ARGENTINA.GOB.AR

COMPARTIR

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES