Pese a los datos de excedentes, el Banco de Vinos de Mendoza debutó sin depósitos de volúmenes

Después de idas y vueltas, la primera convocatoria cerró al mediodía del viernes 17. El objetivo del Banco de Vinos de Mendoza en su estreno era captar 60 millones de litros, el excedente estimado del mercado, con el objetivo de tonificar los precios. Pero el resultado estuvo lejos, ya que finalmente el dato no se tradujo en propuestas de bodegas y productores para depositar y «bloquear» volúmenes al menos hasta junio del 2022.

Así arrancó el Banco, la herramienta creada por el Gobierno mendocino por ley a fin de mantener el equilibrio de la industria vitivinícola a través de la retención o inmovilización de vino a cambio del pago de una tasa mensual. La decisión de intervenir por primera vez había tomado en cuenta 5,5 meses de despachos al consumo, que según la estadística de stocks del INV significa al menos medio mes sobrante respecto al punto de equilibrio (5 meses).

A priori, la intención era captar un porcentaje de malbec «entry-level» o base, otro de alta gama, vino tinto genérico y blanco de blancas, con propuestas de precios y su evolución hasta la fecha de la próxima liberación (1 de junio, para la vendimia 2022). Los oferentes debían llenar una forma con el precio proyectado a esa fecha y la opción de cobro (1 cuota a junio o 2 desde marzo). Sin embargo, lo dicho: el administrador del fideicomiso interviniente, Mendoza Fiduciaria, no tuvo presentaciones.

«Los precios venían desfasados, pero en los dos últimos meses crecieron 25%, lo que quiere decir que el vino recuperó esa pérdida para pasar a ganarle a la inflación. Corresponden a menos de cinco meses de stocks, o a un mercado equilibrado», consideró el director ejecutivo del Banco, Alfredo Aciar.

En concreto, basta cotejar los números de los contratos de compraventa ingresados en la Bolsa de Comercio de Mendoza para confirmarlo. El litro de vino tinto genérico para despachó pasó de $40 (valor «planchado» en los meses previos), lo que disparó la intervención, a alrededor de $50 en los últimos días.

Los próximos pasos

Para Aciar, el resultado confirma que en la industria «hay mucho de expectativa, y si el Estado interviene los actores se mueven a partir de ahí». Al mismo tiempo subrayó que «el Banco de Vinos tiene como objetivo estabilizar el ciclo de precios vitivinícolas reales. E intentar una correcta distribución de la renta entre los actores de la cadena. Con lo que está ocurriendo actualmente en el mercado ese objetivo está cumplido».

Por lo pronto, el próximo miércoles 22 de diciembre será la última reunión del 2021 del Consejo Asesor en donde se toman las decisiones. El tema excluyente del orden del día: analizar el porqué de los resultados del fallido debut del Banco, cuando se había recomendado intervenir con la captación de vino. No se descarta prorrogar la convocatoria hasta fin de año, si así se recomienda.

Para eso, desde el seno del Consejo prevén convocar al INV a fin de repasar las existencias reales. Pero en busca de explicaciones, del análisis nadie excluye que el 0,5 meses de excedentes vínicos que motivaron la búsqueda de bloquear volúmenes en el Banco esté presente vino de baja calidad enológica o «en condiciones no óptimas de comercialización», es decir, del tipo que modifica los indicadores y provoca tensión en el mercado.

FUENTE: SITIOANDINO.COM.AR

Queremos conocer tu opinión
Tu opinión es muy valiosa para nosotros y queremos conocerla. Por eso, te pedimos que contestes el siguiente formulario.
 

COMPARTIR

Compartir
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RELACIONADAS

Últimas Noticias

Noticias por Categoría

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES