window.open('https://youtube.com'); window.open('#','_blank');

Análisis del mercado interno y externo del vino español luego del Covid-19

A continuación analizaremos cómo han evolucionado las ventas de vino español tanto en el mercado interno de ese país, como sus exportaciones. 

Las exportaciones españolas de vino superaron  los niveles pre-crisis

Justo antes de iniciarse la crisis mundial del COVID-19 España estaba exportando vinos por un valor total de 2.673 millones de euros, equivalentes a 2.083 millones de litros. Cifras, en ambos casos, que venían ya bajando desde los niveles récord de agosto de 2018 en valor y noviembre del 2015 en volumen, en los que llegamos a alcanzar los 2.961 millones de euros y los 2.398 millones de litros respectivamente. Con las cifras disponibles a junio del 20211 nos situamos en unas ventas interanuales (últimos 12 meses) de 2.803 millones de euros y 2.214 millones de litros, lo que supone que el vino español superó ya hace unos meses las cifras de exportaciones previas a la pandemia: está creciendo a muy buen ritmo, pero aún le queda recorrido para llegar a los máximos históricos alcanzados.

El fuerte crecimiento de las exportaciones españolas de vino a granel, desde inicios de este año, genera que se lleven vendidos a junio 1,48 M hl más que en los 11 primeros meses de la campaña anterior y 1 M hl más que en los primeros 11 meses de la campaña 2018-19.

El 73% del vino que España exporta a granel es sin indicación de calidad y es este, junto con los escasos vinos de licor, el que más crece en los últimos 12 meses (18%), frente a crecimientos más moderados de los graneles de mayor precio medio.

 

Los canales de venta directa en España ya suponen casi un 10% de las ventas de las bodegas tras el acelerón de 2020

  • Una encuesta a bodegas españolas, encargada por la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y realizada por Wine Intelligence y el OeMv, muestra los efectos que la pandemia COVID-19 ha tenido sobre la comercialización del vino español por canales, tipos de bodegas y de vinos.
  • En conjunto, las ventas directas pasaron a suponer casi un 10% del total, mientras en el canal de alimentación subieron un 28%, pero ambos crecimientos no lograron compensar la pérdida en hostelería.
  • La disminución del turismo, los efectos económicos de la crisis y la recuperación del canal HoReCa se sitúan como las principales preocupaciones del sector en el corto plazo, mientras que el interés de las nuevas generaciones sobre el vino y la competencia con otras bebidas lo son a largo plazo.

Según las cifras del sistema de Información de Mercados del Sector vitivinícola (INFOVI) el consumo de vino cayó en España un 18% en 2020 comparado con el año anterior, fruto principalmente de la fuerte reducción que se sufrió en el canal de bares y restaurantes (HoReCa), no compensada por el incremento de ventas en el de alimentación. En este sentido, la encuesta realizada por WI y el OeMv completa este dato especificando el efecto de la pandemia por tipo de bodega, tipo de vino y el detalle de cómo han evolucionado estas ventas también en otros canales, como los de venta directa y especializada que, aunque minoritarios, suman una parte importante de la comercialización total.

De la encuesta, con respuestas de 110 de las principales bodegas españolas y realizada entre los pasados meses de junio y julio, se deduce que un 82% de las bodegas españolas vieron reducido su volumen de ventas en el mercado español en 2020 por comparación con el año anterior. Y fueron las bodegas pequeñas las que más sufrieron, (-25% en volumen) al no poder compensar en igual medida que muchas otras las pérdidas sufridas en el canal HoReCa, ni por incrementos en el canal de alimentación ni por ventas directas.

Por los mismos motivos – mayor incidencia en el canal HoReCa – los vinos generosos y espumosos se vieron más afectados por la crisis que los vinos tranquilos. Por otro lado, analizando los resultados por precio, el estudio destaca que, en general, los vinos con precios superiores sufrieron más que los más accesibles. En cuanto a canales, el canal Alimentación pasó de un 37% a un 47% convirtiéndose en el más importante para las bodegas, aunque el canal que más creció porcentualmente fue el de venta directa desde la bodega (tienda o pedidos online) cuya cuota de mercado casi se duplicó, pasando de un 4,6% a un 8,4%.

Con respecto a las mayores preocupaciones sobre el futuro, las bodegas españolas se muestran especialmente alertas ante la disminución de turistas extranjeros, los efectos económicos de la crisis y la recuperación del canal HoReCa en el corto plazo. En el largo plazo, por otro lado, las mayores preocupaciones se centran en mejorar el interés de las generaciones más jóvenes en el vino (mayores de edad) y el aumento de la competencia con otras bebidas, además del mejorable posicionamiento del vino español en los mercados internacionales.

 

FUENTE: OBSERVATORIO ESPAÑOL DE MERCADO DEL VINO: OEMV.ES

 

COMPARTIR

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
NOTICIAS RELACIONADAS

COMPRAMOS

MOSTO

DE TODAS LAS CLASES Y CALIDADES